El negocio sucio del arte. Robos y falsificaciones de obras de arte.

El mercado de obras de arte ha sido muy importante desde el siglo XV hasta nuestros días en occidente. Este mercado ha movido siempre una cantidad muy importante de dinero que se empleaba para pagar a los artistas, marchantes intermediarios y transportistas.

El arte ha sido un refugio para los grandes capitales que emplean las obras de  como un elemento de inversión, debido a la revalorización que el tiempo da a estos objetos, a lo que debemos añadir el indudable atractivo estético de las mismas.

Pero junto al tráfico legitimo, encontramos las actividades delictivas que todo negocio tra consigo. en el caso del mundo del arte eso se traslada a dos actividades el robo de piezas destacadas y el mercado de las falsificaciones.

El robo de obras de arte se ha producido desde el inicio de la humanidad. Existen dos modalidades de robo de arte. Enprimer lugar tenemos  el saqueo, que se produce en contextos bélicos, lo practicaron asiduamente los romanos en sus conquistas y en fechas más recientes, Napoleón, los ingleses con su colonización del mundo (el Museo Británico es el mejor ejemplo de expoliación de obras de arte de otras culturas y pueblos) y a mediados del siglo XX los Nazis se hicieron con una importante colección de arte, sobre todo en la francia ocupada. El segundo lugar el robo de piezas destacada por grandes ladrones de “guante blanco” que sacaban las obras de iglesias, museos o domicilios particulares. El ladrón más famoso de la segunda mitad del siglo XX fue Erik “el Belga”, expoliador de gran parte del patrimonio robado en las iglesias rurales de España.

Las falsificaciones de obras de arte son tan antiguas como los robos, siempre ha existido la picaresca por engañar a la gente haciendo pasar obras fraudulentas por reales.

Entre los falsificadores más notables de los últimos tiempos encontramos grandes artistas como el británico Tom Keatin, especializado en impresionistas y que se hizo tan famoso que incluso llegó a dar conferencias y sacar cursos de pintura para imitar a los grandes artistas franceses de filales del XIX. Grandes nombres del arte comenzaron falsificando obras de otras artistas o imitando obras antiguas. El mejor ejemplo de ellos es Miguel Ángel, que en su juventud, para sabrevivir realizó una escultura de eros, la envejeció y la enterró para que fuera descubierta, pasando por ser una auténtica pieza arqueológica.

Momia falsa de Museo Arqueológico Nacional de Madrid

Las falsificaciones han llegado a ser tan buenas que incluso se ha regulado esta actividad, donde podemos encontrar auténticos “falsos legales”. Estos cuadros son realizados por grandes pintores, que no han logrado reconocimiento por su arte y se dedican aimitar a grandes pintores. Cunado se adquiere una de estas obras encontramos un certificado que nos explica la obra que imitan y las deferencias existentes con el origila que pueden ser el cambio de tonalidad, la diferencia en el tamaño (más grande o más pequeño que el original) o la diferencia de milímetros en algunos trazos para que pueda diferenciarse, aunque poco, de la obra origial.

No podemos dejar de lado que las falsificaciones llegan a tener, incluso mayor valor que las obras de arte u objetos originales y se encunentran en los museos. Por ejemplo el Museo Arqueológico Nacional de Madrid nos muestra en su sala egipcia cuatro momias antiguas, al someter a las momias a la prueba de los rayos X encontraron que dos de ellas eran falsas, ya que en realidad la pieza “momificada” eran dos tablas recubiertas de vendas. Lo curioso de estas piezas falsas ha hecho que sean expuestas en la sala, con las correspondientes radiografias que demuestran el fraude.

Como podéis ver el robo y la falsificación de piezas de arte es todo unnegocio y sus protagonistas alcanzan la misma fama que los grandes maestros del arte.

Para terminar os dejo con el triler original de la peícula  de 1999 “El Secreto de Thomas Crown” con Pierce Brosnan, un remake de la origunal de 1968 protagonizada por Steve Mcqueen donde encontramos un elegante ladrón de obras de arte perseguido por una implacable investigadora que intenta desenmascararlo.

Santiago Gómez

Los grandes robos del arte nunca se hacen por dinero

Erik “el Belga” Ladrón de obras de arte.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “El negocio sucio del arte. Robos y falsificaciones de obras de arte.

  1. hola soy un apacionado del art prinsipalmente las arts plasticas en dias pasado compre una pintura que se espuso en su galeria me gusta mucho el cuadro pero no tengo la historia del pintor si me pudieran dar alguna inf del autor es del ano 1971 y su nombre es nestor perez muchas gracias ATT JHONNY PENA

  2. Sílvia Moscardó

    Existe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s