El poder de la palabra y los libros prohibidos

Cunado Gutember introdujo la imprenta de típos móviles en Europa y sacó la primera edición impresa de la Biblia hacia 1455, abrió el camino para el mejor elemento de difusión de ideas en el mundo. Hoy casi quinientos sesenta años después el libro sigue siendo un elemento muy importante, a pesar de la todopoderosa pujanza de la era digital donde el papel impreso pierde cada vez más presencia, en favor de la Televisión, Internet, Mp4 etc.

Los libros, en particular y la palbra escrita, en general tienen un componente de poder que la gente no suele dar toda la importancia que merece. Para las culturas y civilizaciones antiguas la escritura significaba poder controlar su vida diaria, entrar en contacto con la divinidad y asegurarse un lugar en el recuerdo.

La escritura surgió en Mesopotamia parapoder llevar la contabilidad de los excedentes de la producción agrícola y su posteror comercio. Posteriormente, cuando se hizo más compleja reflejó otros aspectos de la vida cotidiana de aquellas gentes, nos legó su relaciñon con las divinidades y anotó las gestas y victorias de sus soberanos.

En Egipto, la palabra escrita era considerada mágica y daba vida aquello que narraba. Para un soberano egipcio borrar su nombre significaba matarlo completamente, ya que ese hombre permaneceria vivo si alguien leía su nombre.

En el mundo judío las palabras sagradas de la Torah estan escritas, según la tradición en fuego las llaman letras de fuego, y efectivamente si uno mira la escritua hebrea, puede ver como las letras parecen llamas ondulantes. Para un judío, esta escritura es sagrada y está completamente  prohibido tocarl esas letras.

En China y Japón los caligrafos tiene la consideración de artistas y son muy apreciados sus escritos.

Occidente, descreído y seguro de sí mismo, no da tanto valor al arte de la caligrafía, pero si conoce el poder de la escritura como vehiculo para la trasmisión de ideas, que muchas veces pueden chocar contra los poderes preestablecidos.

Muestra de ello, podemos ver como apenas cuatro años después de que comenzara a funcionar el invento de Gutemberg, se creo el “Índice de Libros Prohibidos”, dónde se recogían los volúmenes perseguidos por la Iglesia Católica.

Este índice se mantuvo más de quinientos años vigente y no fué abolido hasta 1966. Pero no sólo la Iglesia Católica ha perseguido las ideas contrarias que se expresaban en los libros, todos los gobiernos, especialmente los dictatoriales, han tenído sus propios “Índices de Libros Prohibidos”.

En la actualidad la censura en los países democraticos o supuestamente democráticos, es un mal practicamente erradicado (en algunas ocasiones reaparece de manera vergonzante) y la palabra escrita se mueve en casi total libertad. Vosotros sois el futuro y de vosotros depende que esta libertad de pensamiento y de trasmisión de ideas se mantenga viva.

La palabra es poder y libertad, yo os animo a leer mucho y a que escribais vuestras ideas, pensamientos, ilusiones…

Santiago Gómez

El libro es fuerza, es valor,
es poder, es alimento;
antorcha del pensamiento,
y manantial del amor.

Rubén Darío

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Temas de Historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s